La CALIDAD DEL SUELO y su ACTIVIDAD BIOLÓGICA están estrechamente vinculadas. Muchos millones de microorganismos están involucrados en los complejos ciclos de la rizosfera, afectando directamente la fertilidad del suelo, la disponibilidad de nutrientes, la resistencia de las plantas al estrés, etc. Existe una gran interdependencia entre las diferentes clases de microorganismos, por ejemplo: la fauna epigeana , fauna hipogea y lombrices de tierra, que aseguran la conexión entre las dos categorías anteriores. De esta forma las lombrices de tierra favorecen el movimiento e integración de sustancias orgánicas y nutrientes entre las diferentes capas del suelo, aumentando su fertilidad. Además, los túneles mejoran la circulación de agua y oxígeno en el suelo, en beneficio de las raíces. Para comprobar si el suelo es biológicamente activo, es necesario evaluar la presencia de lombrices de tierra (presencia en la superficie del suelo de los típicos montones piramidales de tierra). No cabe duda de que mantener una buena actividad biológica del suelo es fundamental para lograr una producción agrícola de alta calidad.

Descubra nuestros productos

Descubra nuestras tecnologías de producción