Manzano

El manzano es hoy en día una de las plantas frutales más importantes del mundo, tanto económica como culturalmente. Se desconoce el origen real del manzano, es probable que el manzano sea originario de Kazajstán, en Asia Central al este del Mar Caspio. La antigua capital de Kazajstán, Alma-Ata, de hecho significa “llena de manzanas”. Ya en el 1500 a.C. las semillas de manzana habían llegado a toda Europa; Griegos, etruscos y romanos cultivaban el manzano. Durante los primeros siglos de la era cristiana, el mérito de haber traído semillas y manzanos a las Islas Británicas es de este último. El manzano también llegó a América con los primeros pobladores de Estados Unidos que trajeron consigo algunas semillas. Hoy el manzano se cultiva en todas las zonas templadas. El principal país productor es China, seguido de Estados Unidos. Entre los países del hemisferio norte le siguen Turquía, Polonia, Italia e India, mientras que en el hemisferio sur el mayor productor es Chile.

 

El manzano es una planta arbórea de tamaño medio-grande que puede alcanzar una altura de 8-10 metros, sin embargo con el uso de portainjertos enanizantes, en los cultivos modernos, se produce una marcada reducción del tamaño del árbol en torno a los 2 m. El tamaño del árbol también depende en gran medida del sistema de reproducción.

 

El manzano tiene raíces rastreras y poco profundas, las hojas son alternas, elípticas, con bordes dentados, de color verde oscuro con una ligera pubescencia en el envés. Los brotes aparecen tanto en forma de madera como de gemas mixtas (brotes que originan tanto ramas u hojas como flores y posteriormente frutos).

 

Las flores son blancas con matices rosados, reunidas en una inflorescencia llamada corimbo compuesta por 4-9 flores. La flor central del corimbo, llamada “flor del rey”, se abre primero y tiene la capacidad de producir un fruto de mayor tamaño. El fruto es una manzana y se considera un fruto falso. La parte considerada comestible deriva del agrandamiento del receptáculo floral, no del ovario. Puede ser de diferente color y tamaño dependiendo de la variedad. El color de la cáscara o epidermis, en frutos maduros, puede ser verde, amarillo, rojo o bicolor; el color de la pulpa varía de blanco a blanco verdoso, blanco cremoso y amarillento. Las semillas son relativamente pequeñas y negras y ligeramente venenosas.

 

La mayoría de los cultivares son comercialmente autoincompatibles y, por lo tanto, requieren polinización cruzada entomófila. La plantación de un huerto de manzanas debe incluir la plantación de plantas pertenecientes a diferentes cultivares, de los cuales al menos uno es un buen polinizador. En particular, debe producir una floración bastante larga, contemporánea o ligeramente anterior a la del cultivar a polinizar.

 

El ciclo anual del manzano incluye varias fases fenológicas. El manzano requiere un período considerable de latencia, después del cual, con temperaturas más cálidas, los brotes se abren para comenzar el desarrollo de las hojas. El ciclo de fructificación comienza con la inducción de la flor, continúa con la floración, cuajado, desarrollo del fruto y finaliza con la maduración.

El manzano es una planta que tiene una alta necesidad de frío (vernalización), prospera en zonas con suficiente periodo invernal, generalmente entre los 30° y los 60° de latitud, tanto en el norte como en el sur. Este requerimiento de frío generalmente se define como el número de horas por año que la temperatura debe estar por debajo de los 7 °C (45 °F), pero por encima del punto de congelación. Se cree que los períodos en los que la temperatura está sustancialmente por debajo del punto de congelación no son tan útiles para contar las horas frías como el período en el que la temperatura está justo por encima del punto de congelación. La mayoría de las variedades de manzanas tienen un requerimiento de frío de alrededor de 1000 horas o más.

 

El manzano soporta temperaturas invernales por debajo de los 10-15 °C (50-59 °F). Apenas se toleran temperaturas superiores a los 30 °C (86 °F). Prefiere suelos subácidos a alcalinos, hasta valores de pH de 7-8, tiene una mayor resistencia a las calizas activas que la vid y una tolerancia media a la salinidad. Los suelos para ser aptos para el cultivo de manzanas deben estar bien drenados y fértiles. La profundidad del suelo no es un parámetro muy importante también porque se utilizan portainjertos enanizantes, con raíces superficiales.

La fertilización es probablemente el factor más importante para obtener un buen nivel de producción de un huerto y puede controlarse mediante un adecuado plan de fertilización. El aporte de macro y micronutrientes, tanto a nivel del sistema radicular como a nivel de la copa de los manzanos, tiene múltiples finalidades: favorecer la entrada temprana en producción, mejorar la producción tanto desde un punto de vista cuantitativo como cualitativo vista, mantener estos parámetros constantes durante los años de producción de la planta, hacer sostenible la gestión del huerto de manzanas en el respeto de las condiciones ambientales.

 

Las cantidades de nutrientes extraídas del huerto varían según el genotipo, la edad de la planta, el desarrollo vegetativo, las condiciones edafoclimáticas, la productividad y la técnica de fruticultura utilizada.

 

El nitrógeno es el nutriente más utilizado por los árboles frutales y suele ser el primer elemento a considerar en un plan de fertilización del huerto, ya que el crecimiento de los brotes depende en gran medida del contenido de nitrógeno. Las aplicaciones anuales de nitrógeno son necesarias para mantener suficientes reservas de nitrógeno en el árbol. El manzano es una especie capaz de removilizar en primavera cantidades considerables de las reservas de nitrógeno previamente acumuladas en las raíces, en los órganos leñosos y en las yemas. Después de la caída de los pétalos y en correspondencia con el inicio del rápido crecimiento de los brotes, la cantidad de nitrógeno absorbido por el sistema radicular aumenta y luego disminuye más tarde, en el momento de la floración. La dosis de N a añadir se calcula en función de las extracciones de frutos, a su vez en función de los rendimientos esperados y de la concentración de nutrientes del fruto y de la disponibilidad de nitrógeno en forma mineral en el suelo.

 

El fósforo se elimina en mucha menor medida que el nitrógeno y el potasio. La adición de fósforo debe efectuarse en particular al inicio de la actividad vegetativa; en esta fase, la presencia de niveles adecuados de P en el sistema radicular aumenta el crecimiento de raicillas jóvenes, mejora la asimilación de otros nutrientes, promueve el desarrollo de las hojas y mejora la nutrición de los órganos reproductivos.

 

El potasio es de fundamental importancia para el manzano, no solo para el crecimiento y desarrollo de los árboles, sino también para el tamaño y calidad del fruto. La demanda de potasio de la planta varía durante las diferentes fases fenológicas. La demanda de potasio alcanza su punto máximo durante la maduración de las frutas, caracterizada por una concentración de potasio relativamente alta comparable a la de las hojas. El principal método de suministro de potasio a las plantas es la aplicación de fertilizantes al suelo, para aumentar la absorción de potasio por parte de las raíces. Durante la maduración de los frutos, la aplicación de fertilizantes foliares a base de Potasio puede aumentar el contenido de azúcar y en particular en la variedad de manzana de piel roja, puede intensificar el color sobre todo si la acción nutritiva va unida a una acción bioestimulante.

 

Otros nutrientes muy importantes para el crecimiento y desarrollo del manzano son:

 

– Calcio: es un elemento muy importante para la calidad del fruto: mejora la consistencia de la pulpa y reduce la susceptibilidad a diversas fisiopatías, como el bitter pit.

 

– Magnesio: el aporte de magnesio es muy importante en los años de alta carga productiva.

 

– Hierro: en plantas cultivadas en suelos calcáreos se puede producir clorosis férrica (deficiencia de hierro), penalizando la productividad del cultivo.

 

El cultivo también se beneficia de la aplicación de productos bioestimulantes para mejorar la disponibilidad de nutrientes en el suelo, aumentar el rendimiento desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo y reducir el impacto negativo del estrés climático. La aplicación de bioestimulantes aumenta la sostenibilidad ambiental y económica del sistema productivo.

Ejemplo de un plan de fertilización

Apple_stages_dormancy web

Dormacy

Improve soil fertility (chemical, physical and biological)
Improve soil fertility (chemical, physical and biological)

Leaf budding

Nutritional action and increase the endogenous resistance to disease and abiotic stress
Nutritional action and increase the endogenous resistance to abiotic stress
Apple_stages_green_bud

Green bud

Nutritional action and increase the endogenous resistance to disease and abiotic stress
Nutritional action and increase the endogenous resistance to abiotic stress
Prevent/cure iron deficiency
Prevent/cure iron deficiency
Increase tolerance to abiotic stress
Increase tolerance to abiotic stress
Apple_stages_pink_bud-web

Pink bud

Providing a balance of Nitrogen, Phosphorous and Potassium
Providing a balance of Nitrogen, Phosphorous and Potassium
Increase tolerance to abiotic stress
Increase tolerance to abiotic stress
Apple_stages_flowering-web

Flowering

Providing a balance of Nitrogen, Phosphorous and Potassium
Providing a balance of Nitrogen, Phosphorous and Potassium
Prevent/cure Magnesium deficiency
Prevent/cure Magnesium deficiency
stages_dev_fruit_early-web

Fruit stages

Prevent bitter pit
Prevent bitter pit
Increase tolerance to abiotic stress
Increase tolerance to abiotic stress
Increase the Calcium content
Increase the yield
Apple_stages_maturity-web

Maturity

Prevent bitter pit
Prevent bitter pit
Increase sugar content and specifically on red apple, intensify the red colour
Increase sugar content and specifically on red apple, intensify the red colour
post_harvest-web

Post harvest

Improves fruit set, increase the yield
Set aside micronutrients and Nitrogen for the new year
Set aside micronutrients and Nitrogen for the new year
Set aside micronutrients and Nitrogen for the new year

Solicita un plan de fertilización

Algunos productos podrían no estar disponibles en tu región. Pregunta a nuestro comercial de zona para obtener un plan de fertilización adecuado a tus necesidades

VENTAJAS

La fertilizzazione organica apporta al suolo sostanza organica e nutrienti essenziali per la crescita e lo sviluppo delle piante. Permette di ridurre la necessità dell'applicazione ripetuta di fertilizzanti chimici per mantenere la fertilità del suolo. Per questo motivo è importante utilizzare concimi organici, in grado di migliorare la fertilità fisica, chimica e biologica del terreno e sostenere la crescita e lo sviluppo delle piante. ITALPOLLINA è la soluzione ideale per la concimazione organica del melo durante il periodo di dormienza. ITALPOLLINA rilascia una grande quantità di sostanza organica che migliora la struttura del suolo e attiva i microrganismi, riducendo il fenomeno della stanchezza del terreno.
Bitter pit es un trastorno fisiológico causado por la falta de calcio en la fruta. Puede desarrollarse dentro de uno o dos meses de almacenamiento en frío, así como directamente en el campo antes de la cosecha. El bitter pit se manifiesta con la aparición de bultos de tejido dañado y suberificado, posicionados en la pulpa del fruto por debajo de la cáscara. Provoca ligeras depresiones generalmente concentradas en la extremidad del cáliz del fruto. El tejido en estas áreas deprimidas está oscurecido, seco y esponjoso con un sabor amargo. El calcio juega un papel importante en el desarrollo de la pared celular. Cuando el calcio escasea, se pierde la integridad de la pared celular, lo que hace que estos síntomas varíen ligeramente entre las variedades. El calcio es relativamente inmóvil dentro de las plantas frutales. Puede haber una gran disponibilidad de calcio en las hojas y en el suelo, pero una deficiencia en el fruto. Por este motivo es necesario recurrir a la aplicación de un fertilizante foliar que contenga calcio. CaNOVA es un fertilizante líquido basado en la tecnología KEY+, diseñado para prevenir y tratar la deficiencia de calcio. CaNOVA aumenta la cantidad de pectato de calcio en el interior de la fruta y, en consecuencia, la calidad, la consistencia y la vida útil poscosecha de la fruta.
El estado nutricional de los cultivos está directamente involucrado en la sanidad vegetal. Algunos elementos nutricionales y compuestos orgánicos, como los péptidos vegetales, son capaces de aumentar la resistencia endógena de las plantas y su tolerancia frente a los estreses abióticos, cada vez más frecuentes y agravados por el cambio climático. POSPHIT-ONE es un fertilizante NPK, enriquecido con péptidos vegetales, ideal para nutrir la planta y aumentar la resistencia endógena natural. SCUDO es un fertilizante líquido con cobre y péptidos vegetales capaz de prevenir y tratar la deficiencia de cobre. Ayuda a la planta a superar rápidamente el estrés inducido por desequilibrios nutricionales y condiciones ambientales desfavorables
El potasio es un elemento fundamental para la calidad de los frutos. En caso de deficiencia de potasio, la maduración es problemática y la calidad de las manzanas se reduce significativamente debido al bajo contenido de azúcar y al mal color. La deficiencia de potasio también tiene efectos nocivos para la planta: daño por frío, menor lignificación de los brotes, reducción de la fotosíntesis (de la cual el potasio es el promotor), menor eficiencia en el manejo del agua. La deficiencia de potasio puede deberse a un bajo contenido del elemento en el suelo oa una mala absorción, obstaculizada por la presencia de iones antagonistas como el calcio y el magnesio. En estos casos, la aplicación de MYR POTASSIUM es la solución ideal para aportar potasio a la planta de forma rápida y eficaz. MYR POTASSIUM nutre las plantas y, gracias a sus péptidos vegetales, mejora la tolerancia a los estreses abióticos (calor, frío, sequía, etc.). El alto contenido de potasio mejora la madurez y la calidad de la fruta.
Los microelementos son absorbidos por las plantas en pequeñas cantidades, pero sin embargo son esenciales para alcanzar niveles cuantitativos y cualitativos adecuados de producción agrícola. La falta de micronutrientes en los suelos es muy común y su disponibilidad puede verse obstaculizada por relaciones antagónicas entre los nutrientes o el pH del suelo. La falta de micronutrientes puede influir fuertemente en la productividad de los cultivos. Aportar micronutrientes es la solución para permitir la expresión del máximo potencial productivo de los cultivos. KEYLAN Fe, MYR MICRO y MYR MAGNESIUM son soluciones específicamente diseñadas para prevenir y tratar las carencias específicas de micronutrientes del manzano en las diferentes etapas de crecimiento y desarrollo
Todos los productores, convencionales y orgánicos, tienen interés en recuperar el potencial de rendimiento perdido debido al estrés abiótico. Se ha demostrado que, en promedio, los agricultores solo pueden cosechar el 50% del potencial de rendimiento de un cultivo. La brecha de desempeño puede ser causada por estrés biótico y abiótico con un impacto negativo más fuerte que el estrés abiótico. El estrés abiótico como las temperaturas extremas, la salinidad, la sequía y el estrés nutricional son responsables del 65-75 % de la reducción del potencial de rendimiento, mientras que el estrés biótico es responsable de solo el 25-35 %. TRAINER tiene una fuerte acción antiestrés, mejora la resistencia de las plantas y asegura un reinicio rápido del desarrollo vegetativo después de eventos de estrés.

Plan your harvest with our nutrient removal calculator

Select Country

International
International
Italy
Italy
Germany
Germany
France
France
Spain
Spain
United States
United States
Arab Federation
Arabic
Russia
Russia